Me masturbé por primera vez

No sabes lo que tienes hasta que lo sientes. En el colegio muchas personas tocan temas sexuales, pero ninguno era tan explícito como el mismo internet, siempre nos regalaban esos paquetitos cuadrados donde venían preservativos no sé si era para que nos cuidemos o para tenerlo de adornos, pero podía escuchar a madres escandalizarse con tan solo mencionar la palabra ‘sexo’, era un tema muy amplio, pero que solo entre compañeros hablaban, había escuchado mucho acerca de la palabra masturbación, de cómo sentir placer sin estar con un chico, pero al buscarlo en la internet solo encontraba videos para adultos y algunas páginas con ideas de cómo hacerlo, a veces me quedaba viendo unos que llamaban mi curiosidad “sexo duro”, decía el título, pero lo cerraba de inmediato cuando sentía que alguien subía a mi habitación, tenía mucha curiosidad de saber que se sentía o qué sentían, los gritos de las chicas y ver penes grandes de los hombres era algo de otro mundo para mí, también había videos de chicas tocándose, veía que la pasan muy bien “Rica colegiala tocándose” decía el título, donde salía una chica vestida de colegiala con sus manos abajo en su entrepierna, por mi parte, nunca me había tocado, solo al bañarme o luego de ir al baño a limpiarme, pero nunca con otra intención. Yo sentía curiosidad de cómo sería, pero también miedo, no sé por qué tenía mucho miedo, escuchaba que era una forma de conocerse a sí misma, en tratar de saber hasta dónde llega una, muchos decían que estaba mal cuando preguntaba, otros me decían que es rico, más que todo mis compañeros de clase, pero no preguntaba mucho porque me molestaban, algunas compañeras me decían que ya lo habían hecho, y otras que sus padres les había dicho que es un pecado, algo diabólico y en contra de la biblia, pero no sabía a quién creer, me inclinaba más por lo que estaba mal, ¿pero si estaba mal porque muchos lo hacían?, ¿por qué no se enfermaban y eso?

Una tarde en clase un compañero pregunta si la masturbación es mala, a lo que la profesora contestó que no era mala, pero todo en exceso era malo. A partir de ese día me entró más la curiosidad de saber qué se sentirá, porque decían que llegas a tener un orgasmo o clímax como dicen los libros.

Una tarde mientras estaba sola en casa me dirigí a mi habitación y me dio ganas de buscar videos para saber más de cómo se hacía, así que escribí “chicas masturbándose” de inmediato salieron miles de páginas donde podía ingresar, me sorprendí mucho que no entendía ¿todos lo hacen?, ¿por qué?, ¿qué se siente?

Hice clic en un video de título “Masturbándome en mi cuarto” observé como una chica de cabello lacio negro, trigueña clara, súper maquillada comenzaba a tocarse echada en su cama, como metía su mano dentro del pantalón y se acariciaba

sentí un hormigueo que me comenzó a llenar de calentura y continué viendo, me pasé buscando y viendo, uno, dos, tres y hasta cinco videos, pude darme cuenta de que mis piernas estaban cruzadas, muy presionadas, mis cachetes rojos y este hormigueo que comenzaba a sentir en mí entre pierna no paraba, me asusté, me fui a bañar, me desvestí, me saqué mi uniforme de escuela y directo a la bañera. Comenzó a caer agua fría y de a poquitos me comencé a meter, no tenía casi nada de vellos, mi cuerpo recibía el agua estremeciéndose, sentí como esas ganas comenzaron a desaparecer y mi cuerpo se situó muy relajado.

Cogí el jabón y comencé a lavarme, acaricié todo mi cuerpo, cerré la llave y me cubrí con la toalla, me sequé lo necesario dentro del baño y salí de este, noté que no había apagado mi laptop y la página estaba abierta, un video se estaba reproduciendo, era una chica rubia blanca con grandes pechos, teniendo relaciones con un chico cuerpo blanco y ojos verdes, su cabello era rubio, la chica gemía mucho y las tomas acentuaban la penetración, su vagina se parecía a la mía, lampiña, blanca y rosa, me quedo observando el video y nuevamente ese hormigueo me comenzó a invadir, sentía una sensación muy intensa de tocar mi entrepierna, me sentí extraña, estaba desnuda, dudé mucho, me senté en mi cama, seguía mirando el video, y baje mi mano, me cubrí mi zona intima, no sentía nada, estaba con miedo, no quería moverla, en eso veo como la chica buscaba su clítoris, supuse que era la parte por donde debía comenzar, dejé solo un dedo cubriéndome y me situé sobre mi parte, no sentía nada, me daba cositas hacerlo, subía y bajaba, pero poco a poco me iba calentando,

158 comentarios

  1. Se dice que para poder estar con un chico y él sepa que hacer, tu primero debes saber que realmente quieres, el masturbarse es eso… El poder que tienes para conocerte más

  2. la masturbación es algo muy interesante para mi tanto en hombres y en mujeres ya que nos podemos dar placer sin necesidad de otra persona, para mi es necesario conocernos totalmente

Deja un comentario

error: Contenido Protegido copyright (©) 2020 | Normas legales