Siempre la deseaba desde el colegio, ese culito y piernas gordas hacen que parezca un cono deseable, su bello largo ondulado y castaño cabello haciendo verla como rapunzel, al mirarme sus labios rojos gruesos hacían despertar mi miembro.

Aquella tarde fui a la casa de Yanel, me había invitado a pasar su cumpleaños, era una amiga de promoción esas de la que siempre te quedas con las ganas de tener algo, indirectamente siempre me pareció muy atractiva y simpática, al punto de desearla pero siempre la consideré un sueño, habíamos compartido algunos momentos de confianza, pláticas amenas en su casa, chismes por aquí, por allá, pero al darse la vuelta me llamaba la atención su formado trasero.

—Hola Yanel feliz cumpleaños, a los años
—Hola adrián, gracias como estas
—Muy bien, un poco ahí con los preparativos
—Me imagino ¿Qué tal?, ¿qué sabes de la promo?
—Ahí no sé mucho, están dentro
—Por cierto, te ves muy bien
—gracias, tú también has cambiado bastante

Contenido Bloqueado
Este contenido esta bloqueado, agrega un comentario para desbloquearlo!

96 comentarios

Deja un comentario

error: Contenido Protegido copyright (©) 2020 | Normas legales