Espiando a mi amiga – Sexo con un oso de peluche | parte 2

Fue una noche cansada, termine con el semen manchando mi sábana, me levanté y recordé que la cámara seguía ahí dentro del peluche para espiar a mi amiga, prendí mi celular, abrí la aplicación y la vi, estaba durmiendo, tan angelical, tan sexy, con la sabana cubriéndola por toda la piel, me quede observándola y me fui a bañar, no dejaba de pensar en qué cosas podría descubrir al verla.
Regrese de bañarme y no estaba, -carajo- ¿dónde se habrá ido?-me pregunté, me quede esperando unos minutos y nada, ¿se habrá ido? , pero de repente veo como llega con una toalla envuelta cubriéndose los pechos y su cabello envuelto en otra, se había bañado, esto no me lo podía perder, se sentó en el filo y comenzó a secarse la piel, se paró y fue a su cajón de ropero a sacar su ropa, puso en su cama un calzón color rojo vino cachetero, un brasier del mismo color vino, un pantalón plomo y una sudadera del mismo color, se quitó la toalla y por fin después de 1 día de espera pude ver su piel blanca , pero la puta madre, estaba de espalda, pero que bonita espalda desnuda, sus pequeños lunares que apenas distinguía,  su piel húmeda, recién limpia brillaba, no alcanzaba a ver muy bien, quería que se voltease para verle los pechos, ese trasero formado y pequeño, me encantó con lunares adornándolo, estaba realmente hermosa, comenzó a deslizar la toalla por sus piernas, por su cadera, por su trasero, se puso de perfil y pude ver como esos pechos bien formados estaban colgando, unos pezones marrones tan hermosos y firmes que me comenzaron a excitar, observe como delicadamente se secaba la entrepierna con una toallita pequeña y como con suavidad se pasaba la mano por todo el cuerpo hasta que se detuvo, su mirada apuntaba hacia mi,  hacia el peluche – mierda- ¿se habrá dado cuenta? ¿No creo? ¿Sospechará de algo raro? ¿Carajos estoy en problemas? – me puse nervioso, se comenzó a acercar, cada vez la podía ver más de cerca, y retrocedió, algo raro, cogió su calzón y se lo puso lentamente como si alguien viera lo sexy que selo pone, miró otra vez hacia mi lado, se notaba como su pelvis encajaba muy bien con su calzón, se volvió a acercar, esta vez se movía como si buscara algo, no podía ver casi nada porque estaba muy cerca, y veo como se lleva hacia la cama otro oso y le dice
-Vamos a jugar un rato, tenemos nuevo amigo
cogió el oso , comenzó a acariciarlo, a echarse sobre el , parecía que jugaba, me pareció un poco raro
sexo con un oso de peluche
¿no creo que tenga sexo con el peluche no?, y s emantuvo unos minutos así, rápidamente entre a Google y comencé a buscar, sexo con oso de peluche y encontré varios videos porno, pero no quería ver ello, quería ver si era normal, hasta que encontré que tenía un nombre «Plushofilia» que es la excitación por tener sexo con un oso de peluche dije ¿qué? ¿pero se imaginaran a un chico? carajos, regresé ,  ella se acercaba más y más , comenzó a subirse encima de él, pude ver como ajustaba y acomodaba su pelvis para poder moverse, – que mierda- no podía creerlo, se estaba sobando con el oso, podía ver como poco a poco su suspiro se iba asomando, como sus gestos y sus mordidas de labios la hacían vibrar, me quede sorprendido, se estaba masturbando sobándose con su oso, lo cogió de la cabeza y lo estiro hacia su vagina, se subió un poco a la cara de él y se trataba de encajar en la nariz, y comenzaba a moverse, era una escena muy morbosa, de lado a lado, sobándose, comenzó a brincar  muy suave , y poco a poco su efusividad se notaba, su piel y el sudor que desprendía hacía delirar de placer la habitación.
Se paró, se quitó el calzón y lo tiró, se quedó viendo el peluche, se comenzó a tocar toda su piel, comenzaba a acariciarse desde su cuello, sus pechos, su cintura, sus muslos, su entrepierna, el cabello lo jalaba de a pocos,  se subió a la cama, se echó , abrió sus piernas y pude ver  apenas una vagina cubierta por sus pequeños bellos en forma triangular, cogió la cara del oso y la empujo a su vagina, comenzó a sobarse, estaba realizándose un oral con un peluche – Qué excitante, morboso – , sus ojos cerrados ¿qué imaginaria? No lo sé, pero esto era demasiado sexual, que me prendía, sus piernas ajustándose con la piel del oso, la nariz, sobando su clítoris, la boca de ella semiabierta y sus movimientos la hacían ver que lo disfrutaba, realmente lo vivía como si fuera una persona.
Cogí mi pene, lo comencé a mover al ritmo que ella movía la cara del oso, era muy excitante, de arriba abajo, al mismo movimiento, delicioso, placentero no me imaginaba que Lucia era así, bueno si me esperaba que se masturbara, pero nunca pensé que lo haría con su peluche.
cogiendo con mi peluche
De repente dejó al oso a un lado, y con su mano comenzó a masturbarse más y más rápido, pude ver lo mojada que estaba, y como emergía unos suspiros bajos, suponía para que su mamá no escuche, su mano derecha sobando su clítoris, brillaba de lubricación, mientras sus pechos los amasaba, pellizcaba sus pezones marrones, qué hermosa mujer, luego levanto su mano, chupó dos dedos embarrados de humedad vaginal y los lamió, bajo su mano y con delicadeza se metió esos dos dedos húmedos  a su vagina y comenzó a su ritmo a masturbarse con más rapidez, – entraba y salía – se escuchaba el golpe entre mano y labios vaginales, lo mojada lo hacía sonar, apuraba la velocidad y su rostro, era un delirio, no dejaba de morder sus labios y respirar más fuerte, – mierda me voy a correr si sigo viendo, pero no podía parar- no  me perdía ningún instante,  – carajo- Oh si, un chorro de leche salta sobre la pantalla de mi celular, no pude contenerme – oh si lechita- eyaculé y no medí las consecuencias, sobre la pantalla justo encima de ella.
Apresuré a limpiar con la sabana de mi cama y veo como de repente, sus piernas se doblan hacia el medio,y  como detiene su mano, como coge la toalla  para morderla, su cuerpo se contrae, solo llego a ver como la humedad estaba hasta su ombligo,  retira su mano, sus piernas cruzadas tímidamente, y ella más despeinada por sus movimientos había llegado por lo que imagino, al orgasmo, una escena de puro placer.
Se quedó echada en cama, cuando escucho, -Lucia a desayunar y ella responde – ya mamá
se para, levanta el peluche, y lo hace como si lo limpiara , lo pone a una esquina de su cama, recoge su calzón que había tirado al suelo, se pone su brasier, y se viste completamente, coge su celular y se queda viendo, de pronto se escucha
-Lucia caramba a desayunar
-yaya voy mamá, ella grita
Sale y cierra la puerta, eran las 10 de la mañana y era recién el comienzo de espiar a mi amiga, en este primer día, no imaginé verla masturbarse con un oso de peluche, así que sabía que vería más, tal vez con objetos o quizás con este peluche grande, entre todos los que podía ver tenía variedades, ¿cuántos habrán pasado por su vagina? No lo sé, lo que si se es que tengo que lavar mi sabana, está manchada de leche.
Contenido Bloqueado
Este contenido esta bloqueado, agrega un comentario para desbloquearlo!

122 comentarios

    • Es una buena historia, me éxito mucho . Quien sabe capaz que se solucione pronto posible para ver estados financieros de HBO

Deja un comentario

error: Contenido Protegido copyright (©) 2020 | Normas legales