El hilo negro | El encuentro | Parte 2

Ella, la mujer prohibida, acompañándome, encantados y abrumados por el deseo de nuestros cuerpos decidimos salir del cine, e ir a un escenario donde podamos dejar caer nuestros deseos.

– Te deseo, deseo coger cada parte de tu vestimenta, bajar sutilmente y poder deleitarme con tu cuerpo

Ella suspiró, me cogió de las manos con firmeza y se me apegó para besarme, presionó sus uñas contra mi espalda, pero la aparté, la recepcionista nos estaba viendo.

Llegamos a la habitación 406, muy cómoda y amplia, ella apagó las luces y solo dejé ambas lámparas encendidas, me le acerqué, me recosté sobre ella y dejamos nuestros labios comerse en locura, me mordía y le respondía 2 veces más, nuestros deseos estaban cayendo a prisión de las sábanas. Deslicé mi mano acariciando su cuerpo, desde su rostro, recorriendo su oreja, tocando sus firmes pechos que se sentían duros, deslizándome suavemente sobre su ombligo, pasé mis dedos sobre su muslo y llegué al contorno que marcaba su ropa interior, bajé mi mano y la deslicé por debajo, centrándome en la parte de su entrepierna, sintiendo la suave tela húmeda de su calzón, la misma que se encontraba caliente. Ella se contorneó un poco y exclamó con gemidos que me encendieron aún más.

Subí su falda, el bóxer de encaje negro que ella traía puesto me maravilló, sutilmente lo cogió para quitárselo, y se lo comenzó a bajar, pero la detuve.

– No lo hagas, quiero tenerte así, te comeré así, sin preámbulos, sin que te lo quites

Me observa, un poco sorprendida.

– Pero ¿cómo lo harás?

– Tú solo cierra los ojos y siénteme

Comencé a acariciar cada parte que cubría ese sensual bóxer, deslicé sus ligas, me agaché, separé sus piernas y con los dientes comencé a rasgar en medio de este, donde se encontraba su húmeda parte.

– Eres un loco, se va a romper

– No me importa, ¿no me deseas?, ¿no te gusta?

– Si hazlo, uhmm… – ella exclamó con suspiros, hazlo olvida lo que dije…

Escuché sus palabras y no tardé nada en crear una abertura con mis dientes en medio de su ropa interior, un manjar perfecto, sus labios vaginales ya sobresalían, esa línea que los dividía se notaba tan apetecible tan excitante, tan perfecta, comencé a comérmela «literal», tan jugosa y suave, ella gemía, se retorcía de placer, le encantaba, este juego yo lo había creado, esa forma diferente de hacerla vibrar, coloqué sus manos sobre mi cabeza y la animaba a que me la empujaba aún más para ejercer una presión, levantó sus piernas y las cruzó sobre mi cuello arrimándolo con furia para que la siga comiendo, disfrutaba su humedad, mi lengua hacía su trabajo sobre su clítoris, lamiendo de arriba abajo, comiéndome su miel, dando círculos y absorciones lentas y rápidas, sus gemidos adornaban la habitación, sus manos sobre mi cabeza, ambos estábamos comenzando algo prohibido.

Ella se sentó, mi miro, me empujó hacia la pared, me cogió los pantalones, desabotonó y me los bajó de un jalón, cogió mi boxer negro y lo jaló, desnudo y con mi pene erecto,  comenzó a realizar con deseo y hambre la absorción más feroz sobre mi pene, me estrepité, la cogí de la cabeza  y la acerqué con fuerza, ella no me detuvo y aceptó le juego llegando a introducirse todo dentro de su boca, le encantaba, no paraba de ir a un ritmo feroz y ardiente, sentía como su saliva y lengua jugaba deliciosamente con mi glande, la detuve, y solo yo comencé a moverme, penetrándola por la boca,  solo dejaba que el ritmo juegue, presionaba su cabeza con dureza sobre mi miembro y ella encantada con lo feroz, a veces parecía atorarse, o atragantarse en otras palabras, pero ella seguía, entendía que lo hardcore era parte de nosotros.

– No podrás correrme si eso deseas

Contenido Bloqueado
Este contenido esta bloqueado, agrega un comentario para desbloquearlo!

120 comentarios

  1. Creo que lo he dicho ya, amo estas historias (pdt, si alguien sabe el nombre de la fuente de los comentarios les agradecería si me lo dijeran)

  2. Okay, estoy sorprendida pero me gustó bastante, ya quiero leer la siguiente parte, además me parece que mejoró la redacción, así que esta super bien(:

    • La historia es muy buena, siempre que tengo la oportunidad lee cada cosa que escribes con cierto grado incertidumbre de saber que vendrá más adelante.

  3. Es increible Como puedes imajinar todo lo que les, creo que al menos una vez en la vida emos pensado en Como seria aserlo con alguien que apenas y conocemos

  4. Me gusta mucho la historia. Tiene algo que muy pocas veces encuentras por allí. Una excelente trama. Nada cliché por decirlo así. Obvio como decís en el capítulo anterior, es una excelente historia

  5. Me tubo enganchado de comienzo a final, noches locas q suelen pasar lo maravilloso de ser personas .

    Muy buena historia luna .. 🙂 🙂

  6. Yo alguna vez me sentí así y confieso que soy culpable del salvajismo excitante de esa noche que tuve *-*
    Identificada siempre, pero ojala haya una tercera parte :3

  7. Wow… Opino lo mismo que Katia… sólo espero que pronto haya una tercera parte para seguir disfrutando de la lectura…

Deja un comentario

error: Contenido Protegido copyright (©) 2020 | Normas legales