El hermano de mi novio (Relato corto)

Iba de visita a la casa de mi novio unas 3 veces por semana, sus padres me trataban muy bien, era muy querida en la casa, pero su hermano llamado Diego no me miraba bien, siempre estaba enojado cada vez que yo llegaba.

David quien era mi novio solo me decía que no le haga caso que así era él no me sentía tan cómoda, ya que cuando reíamos, su hermano siempre paraba serio.

El día sábado mi novio me había invitado a su casa a ver de nuevo Netflix, obviamente íbamos a tener sexo, así que me alisté y me depilé para el momento, ya llevábamos 7 meses de relación y no me daba vergüenza vestirme con algo sexy, me puse un  conjunto verde oscuro, con un brasier de encaje, y un calzón cachetero con blonditas, conjugaba con mi contextura gruesita, no se me veía mal, mi piel trigueña resaltaba , muy provocador, estaba lista para la buena película de la cual ya estaba acostumbrada.

Llego a la casa de Diego y toco la puerta, pero no sale nadie, vuelto a tocar el timbre y nadie contesta, llamo a su celular.

—Oye tonto estoy tocando y nadie abre la puerta

—Asu amor, esa es forma de tratar, me olvidé avisarte, salí un rato a acompañar a mi madre a traer las compras del supermercado

—Y porque no avisaste, que hago ahora me regreso

—No, no amor, ahora llamo a mi hermano para qué te habrá, espérame pues amorcito

—pero yo no le caigo a tu hermano ash

—ay si le caes, él es así, ahora lo llamo espera

—ya, ya,ya apúrate tarado

Me tocaba esperar al idiota este y yo que me use algo sexy para hoy, ash me llegaba, pero ni modo a esperar, pero ash su hermano estaba ese no me caía para nada, no aguantaba su presencia su mirada de enojón, no lo pasaba, ni él me pasaba a mí, ¿por qué? No lo sé.

De repente abren la puerta y abre su hermano, mierda que ven mis ojos, estaba en toalla, y su cuerpo al desnudo se notaba, ufff, nunca lo había visto sin polo, su piel canela, recto, y esa mirada, – Lizeth cálmate- su hermano se había muy guapo así, nunca lo había visto limpio y recién bañado.

—Diana Hola,

—Hola, Diego

—Pasa, siéntate, lo siento no te escuche tocar porque me estaba duchando, David me llamó

—Si no te preocupes (papacito, decía en mi mente)

No sé que mierda me pasaba por la mente, o no sé si eran mis hormonas, pero que mierda estaba loca, su hermano se veía la chupadita del mango, y más atractivo que mi novio, y después de muchos meses lo escucho por fin hablarme directamente.

-Me siento en el sofá y le digo, es la primera vez que me hablas.

-Soy serio., bueno iré a cambiarme, espéralo aquí

agachó la mirada u observo como algo sobresale entre las piernas

—órale, se ve que alguien se ha emocionado.

Me queda mirando

—ja, graciosa

—-Sabes, ¿por qué no te caigo?

—¿Tu no caerme?

—Si, tú siempre me miras con cara de enojado, nunca me has hablado y las veces que vengo

—tienes una cara de enojón

—Esta es mi cara, y solo te observaba, ya te dije soy serio.

—Pues esa seriedad se nota (miro hacia su entrepierna)

—¿cuál esta seriedad? (se levanta la toalla)

—O mi dios.

Contenido Bloqueado
Este contenido esta bloqueado, agrega un comentario para desbloquearlo!

281 comentarios

  1. Muy interesante y atrayente, la verdad me pareció extraño y es un poco salida esa chica, osea coquetear con el hermano de su novio… bueno… yo no lo haría

  2. Esta historia cada vez se pone más buenaaAa, me encanta, mis felicitaciones a quien lo escribió, en verdad tiene talento, le deseo lo mejor

Deja un comentario

error: Contenido Protegido copyright (©) 2020 | Normas legales